Boda Lucia y Jaime | Sonrye Fotografía

El 3 de julio tuvo lugar esta increíble boda en el seno de la Sierra de Guadarrama, concretamente en la finca Najaraya; una finca de lo más amplia con impresionantes vistas de toda la Meseta y la capital.

Semanas antes, compartimos con ellos su preboda. Eligieron el Escorial como escenario para su reportaje de preboda. Allí han pasado muchos días disfrutando de la belleza del paisaje de la zona. Si quereis ver su preboda, ¡Aquí la teneis!

Allí tuvimos el placer no solo de narrar la ceremonia a través de las cámaras, sino de disponer de potentes planos aéreos de la sierra con nuestro dron.

Momentos antes de la ceremonia, la fantástica Yael Maquieira maquilló maravillosamente a Lucía y a su madre. Eugenia prepararía a la novia con un hermoso peinado y un precioso pasador y después ella se pondría su deslumbrante vestido y zapatos de color celeste de “¡Oh Qué Luna!Jaime, por otro lado, se vistió con un elegantísimo frac,  un chaleco de color beis, unos pantalones rayados y una corbata azul marina con topos blancos.

La ceremonia, al aire libre y presidida por una intensa brisa, fue cubierta con discursos de la hermana de Jaime y los padres de Lucía. Los novios se conmovieron con la ternura, la sutileza y la elocuencia de las palabras de sus familiares, y dejaron poso en los corazones de todos los allí presentes. Bajo un encantador altar repleto de flores opulentas, y con los Rolling de fondo, Lucía y Jaime recibieron poderosas andanadas de arroz. La decoración de la finca vino de la mano de Dimeic, quienes abrumaron con sus acertadas y estilosas decisiones en todos los ornamentos.

Una vez tomados los cócteles, comenzaron las comidas, también al aire libre y bajo frondosos árboles que crecían en el interior de la finca Najaraya. A la luz rosada del atardecer Lucía y Jaime entregaron los ramos y todavía quedaba lo mejor. Bajo un porche blanco y decorado con vistosas lámparas se celebró una genial fiesta dirigida por los discos de dos geniales DJ’s y canciones tan emblemáticas para ellos como Unchained Melody o No puedo vivir sin ti. Las caras de los invitados lo decían todo, la euforia se podía palpar en el ambiente.

Una enorme aura de belleza rodeaba a Lucía y a Jaime en uno de los momentos más importantes de sus vidas; habían construido su propia obra de arte y nosotros pudimos reflejarlo en su reportaje de boda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: