fbpx

¿Qué se puede hacer en cada fase, si lo vemos desde el punto de vista de la desescalada en bodas?

El plan de desescalada que ha presentado el gobierno hace unos días, esta formado por 4 fases diferenciadas. Es un plan escalonado, por lo que cada provincia avanzará de fase dependiendo de su situación particular. Además esta previsto que una comunidad pueda volver a una fase anterior si los indicadores de salud cambian y empeoran. Pero a nosotros hablaremos del plan de desescalada en bodas.

Sin embargo, este plan se queda escaso si ponemos el punto de vista en el sector nupcial. ¿Cuándo se podrán celebrar bodas? La incertidumbre de miles de parejas que tenían prevista su boda en 2020 sigue siendo la tónica.

Muchas parejas han decidido aplazar su boda para 2021, pero muchas otras, sobre todo que las que se casaban en el tercer y cuarto trimestre del año, siguen sin saber que hacer. El plan de desescalada del COVID19 deja muchas preguntas en el aire tanto para las parejas como para los proveedores.

Sin embargo, si todo avanza según lo esperado, podríamos estar hablando que las primeras bodas que se pudieran realizar, serian a principios del mes de Junio. Eso si, serán boda intimas, con un reducido numero de invitados y en aquellas provincias, que primero hayan comenzando a pasar de fase.

A continuación te damos las claves de las fases que afectan directamente a las bodas:

Fase 1: Pequeñas ceremonias. 

En esta fase solo se podrían realizar actos de matrimonio, bien sean en iglesia o en registro civil. Los lugares de culto se abrirán reduciendo su capacidad a un tercio del aforo, aunque aun falta la confirmación por parte de las entidades eclesiásticas y los registros civiles de cada región. Las ceremonias se podrían llevar a cabo, pero no las celebraciones en si, por lo que en esta fase podríamos decir, que no están permitidas las bodas.

Editorial El Gasco | Sonrye Fotografía

Fase 2: Bodas con limitación de invitados

El contacto social con grupos más amplios ya se permite en esta fase. Excepto aquellos grupos que se consideran de riesgo o con patologías previas. 

Aunque no se ha especificado el número de personas por boda, el gobierno si ha planteado que se puedan iniciar las celebraciones con un limitado numero de invitados. 

Si nos fijamos en cada una de las partes en las que se compone una boda, en la fase 2 los lugares de culto ampliarán su aforo respecto de la fase 1, pasando del 33% al 50%. En cuanto a los restaurantes y hoteles se permitirá en esta fase su aforo a un tercio, aunque quedan excluidos discotecas y bares nocturnos. 

Por lo tanto, en esta fase sólo se podrán realizar bodas siempre y cuando el número de asistentes sea reducido. Además todos deben residir en la misma provincia que la celebración, pues aun no están permitidos los viajes entre diferentes provincias.

Boda Esther y Fernando | Club Villa Real | Madrid

Fase 3: Bodas con mayor número de asistentes

En esta tercera fase ya se prevé la apertura de actividades, siempre y cuando se mantengan las medidas pertinentes de seguridad y distancia. El numero de asistentes a una boda se ve ampliado, aunque todavía no se recoge con exactitud el numero de invitados que podrá asistir a la celebración. 

El aforo de los restaurantes se verá ampliado a un 50% de su capacidad, siempre y cuando se garantice la separación de sus clientes, al menos 1,5m. Esto se podrá llevar a cabo, reduciendo el número de comensales por mesa. 

En esta etapa, reabrirán las discotecas con un tercio del aforo máximo del local.

En cuanto a los viajes que se realicen, solo se podrán llevar a cabo para aquellas actividades que estén permitidas, siempre que ambas provincias hayan superado la fase 3. Por lo que si en la boda, hay invitados que vienen desde distintas provincias, hay que previamente asegurarse que se encuentren en el mismo nivel.  

Boda Esther y Benjamin | Cigarral del Ángel | Toledo

Pautas de seguridad

Indistintamente de que en fase de la desescalada la nos encontremos cualquier actividad deberá desarrollarse en condiciones de seguridad, auto protección y respetando el distanciamiento social. Se recomendará el uso de mascarillas cuando no pueda asegurarse dicho distanciamiento social. 

Además, tanto los locales como los equipamientos de los mismos deben ser constantemente desinfectados, según establece los consejos de seguridad del gobierno. 

En resumen

El plan de desescalada acaba de comenzar, y tendremos que esperar a que se desarrolle en las diferentes comunidades para poder conocer con mas datos cómo se podrán celebrar las bodas, pues a día de hoy el sector nupcial se encuentra con muchas lagunas. Para más información os recomendamos acudir a la web del Gobierno

Así que aun nos queda un tiempo, tanto a las parejas como a los proveedores, para conocer que nos deparará este 2020 en cuanto a bodas. Pero esperamos que os pueda servir el plan de desescalada en bodas según lo entendemos nosotros,

A %d blogueros les gusta esto: