Boda Soraya y Javi | Sonrye Fotografía

¿Tradición de la velación? ¿No sabes lo que es? Ellos lo hicieron en su boda, y tuvieron una ceremonia muy emotiva. Más adelante os contamos lo que es.

A Soraya y Javi les conocimos hace unos años en Madrid. Enseguida nos dijeron que querian que fuesemos sus fotógrafos de boda. Con sus planes de boda para 2020, hicimos con ellos la preboda en 2019 acompañados de su perrito Budy en un pinar de Arroyomolinos. Localidad de Madrid donde ellos viven. Por causa del Covid, finalmente su boda se celebró el 19 de junio de 2021, y fue una boda muy romántica y esperada.

El día comenzó en Arroyomolinos. Soraya se preparó y vistió en casa de sus padres. La acompañaron sus padres, hermana y amigas mas cercanas. Fueron unos preparativos muy emotivos donde bridaron con champan las amigas y Lorena, su hermana. Soraya preparó una sorpresa. Regaló una pulsera con un trocito de su ramo a sus amigas, madre, hermana, abuela y tia. Fue un momento muy emotivo donde se escapó más de una lagrima. Lució un bonito vestido de Pronovias corseteado en los laterales y con una falda de cola larga, que se desmontaba para poder disfrutar de un vestido más cómodo. Los zapatos en gris piedra y un velo bordado, coronaban el estilismo.

Por la otra parte, Javi se cambió en su casa acompañado de su madre, hermana y sobrinos. El lució un traje negro junto con un chaleco blanco y una pajarita en tono salmón.

Su ceremonia fue religiosa en la Parroquia de la Asunción en Móstoles. El sacerdote, primo de Javi, hizo que todos los asistentes no perdieran la atención en ningun momento. Fue una ceremonia corta, donde participaron familiares y amigos en las lecturas y peticiones. Muy emotivo fue el momento de la tradición de la velación de los novios. Este consite, en que las madres, cubran con el velo a la pareja. Por encima de la cabeza de la novia y por los hombros al novio. Tras lo cual el sacerdote proclama una oración como bendición al matrimonio. Esta tradicion, que cada vez la practican más parejas es símbolo de unión y protección. Aunque en la antiguedad también se hacia para propiciar que los hijos de la pareja recién casada se educaran cristianamente o incluso llegaran a ser sacerdotes.

Tras la ceremonia, partimos a la finca. Esta vez fuimos hasta Cubas de la Sagra en Toledo, a La Quinta del Alba. Una finca muy bonita con un amplio espacio de cesped para que los invitados disfruten del cóctel y una carpa donde disfrutar el banquete. A la llegada de los novios un gaitero deleitó a todos los invitados con su gaita y la novia bailó una muñeira con su abuelo, gallego.

Durante el banquete destacarón los ramos. Ellos quisieron entregar varios ramos para agadecer a sus madres, hermanas y cuñadas todo el apoyo que siempre tienen de su parte, y hacerlas participes a ellas también de este gran día.

El día terminó una una gran fiesta, la cual fue abierta con un baile por parte de la pareja.

Fue una boda muy bonita y muy divertida. La gente disfrutó de tan ansiado día, y eso se puede ver en su reportaje de boda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: